¿Has pensado que también podrías ser abortado?


El valor de la vida agotado y sin reservas necesita resurgir de la muerte, y el terror solo así recobrará el respeto que por él se tenía, porque por desgracia tenemos solo un tiempo y espacio en esta tierra para hacer, para actuar y para dar a los demás dentro de nuestra vida. Solamente en países como el nuestro la ignorancia y la perversidad se unen el egoísmo con la mediocridad a procrear la irresponsabilidad de cometer un pecado tan atroz como es el aborto.

A veces creemos que el hoy será un futuro estable, donde no pasará nada, donde basta rezar un poco y portarse bien para que a nosotros no nos toque ser abortados de esta tierra...cuando nuestros hermanos silenciados por sus madres y padres mueren en el primer sagrario de amor. Pienso que este país está en decadencia en todos los sentidos, lo veo cada mañana al despertarme cuando en medio del tráfico y los egoísmos de muchas e incontables personas llego a trabajar, cuando cada comentario expresado en la televisión o en la radio son solo aplicables a determinadas ideologías que no solo contradicen la verdad sino que la negocian, cuando veo millones acudiendo de voluntarios y cooperando con la visita del Santo Padre Francisco pero pocos asistiendo a marchas o lo que es aún peor a un centro de abortos a rezar...y te pregunto a ti y a mí: ¿has pensado en que podrías ser abortado?, porque sin duda ver al Papa es importante pero también es importante acudir donde nuestro hermano muere, incluso es un mandato del mismo Santo Padre y una razón más de su visita, pues viene a ver la única ventana al Cielo, nuestra Madre la Virgen de Guadalupe...la cual para que acabemos de entender está embarazada de nuestro Dios y de seguro es la que más sufre por sus hijos, de este pueblo donde se quiso quedar después de sus apariciones a San Juan Diego en 1531; es por eso que si en verdad queremos detener esta decadencia es importante que esos miles que irán a ver al Papa sean congruentes y vayan a un centro de abortos a rezar al margen de los 40 Días Por La Vida, campaña loable, costosa, laboriosa, y cansada tanto física como espiritualmente pero que traerá beneficios a la nación y aún más un pago en el Cielo, por Dios pues se hizo ante los ojos de Nuestra Madre Del Cielo pues es en su casa que se mata tantos niños y que de no hacerlo debería considerarse la opción de ser abortado de la eternidad, pues sin duda esta es una omisión que debe pagarse en el purgatorio y en caso de aquellos que se dicen católicos pero son pro-aborto  y no se arrepientan de tal incongruencia la opción de pagar este mal en el infierno.

Sin duda todos podemos ser abortados, no por el hecho de estar vivos ganamos ya la vida eterna por el contrario estamos más alejados de esos bebes abortados de merecerlo porque a diferencia de ellos no somos mártires y nuestro méritos no están en haber sido sacrificados, sino en los actos de cada día que hacemos en pro del prójimo; por eso les reitero a todos aquellos que sólo ven y no actúan que recen por el fin del aborto, pero que si van a ir al Papa no pueden dejar de ir a rezar afuera de un centro de abortos o lo que es aún mejor comprometerse con esta vigilia.

Y término mi pregunta: ¿has pensado que podrías ser abortado? con la siguiente pregunta: ¿Si tuvieras la posibilidad de acompañar a Cristo en Su Pasión en pleno 2016, lo harías o serías de los que se quedan alejados por temor?

Este artículo es una opinión personal, cuestión que no hace referencia ni responsable a 40 Days For Life, ni a ninguna campaña local solo hace responsable a quien la emite.


Directora de 48 Días Provida.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Visión del Aviso, comenzará Gran Terremoto en Mexico...

Nuestros instrumentos

Mensaje a Enoch, del buen pastor falsos.